En 1970 Bodegas Toro Albalá toma la iniciativa de recuperar una especie de clavel prácticamente extinguido, el “reventón granaino”, considerado el más grande, elegante, rojo y perfumado de todos los Dianthus. Desde entonces se cultivan en la bodega miles de esquejes al año que se ofrecen gratuitamente a quien lo solicita. Para mayor seguridad se dan dos macetas de ahí lo de “Dos claveles” White Wine 100% Pedro Ximénez. Hoy día están presentes en la mayoría de los patios andaluces.

DOS CLAVELES